Qué es el coeficiente de correlación

Los bibliotecarios sabemos que en general, cuanto más nuevo es un documento, más se consulta y más se presta y que por lo tanto resulta más útil a nuestros usuarios. Por otro lado, también sabemos que esta afirmación no se cumple a rajatabla en todas las áreas temáticas de una colección, pero si para determinas disciplinas. En este sentido, podemos afirmar que en la sección de informática, legislación o para las guías de viajes, los documentos más actualizados serán también los más utilizados. En cambio, documentos de más de diez años de la colección de religión o de historia pueden ser igual de útiles y vigentes y por lo tanto igual o más consultados, que un documento publicado diez años más tarde.

Esta afirmación planteada para los libros de informática, religión o historia, puede resultar algo más complicada para otras disciplinas como la psicología o la cocina. Para poder determinar en que grado la antigüedad (edad) de un documento afecta al uso de la colección, debemos comprender que relación se establece entre estas dos variables. La correlación.

En estadística, la correlación indica la fuerza y dirección de una relación lineal y de proporcionalidad entre dos variables. El coeficiente de correlación es un número entre -1 y +1, que muestra la fuerza de una relación entre dos cosas o conceptos. Si al crecer los valores de una de las variables también lo hacen los de la otra, la relación es directa (correlación positiva). Pero si al crecer los valores de una variable, disminuyen los de la otra, nos encontramos ante una relación inversa (correlación negativa).

Hay que tener en cuenta que no siempre una correlación positiva supone una buena relación entre variables. Un ejemplo claro lo podemos ver al observar la relación entre gastos e impuestos. A medida que aumenta uno el otro también lo hace (correlación positiva), y ninguno de los dos aumentos se presupone bueno.

Calcular el coeficiente de correlación

En el contexto de una biblioteca podemos utilizar el coeficiente de correlación para observar cómo y cuánto la edad de nuestra colección afecta a su uso. Bastaría con exportar a un fichero Excel o Calc, desde nuestro Sistema integrado de Gestión Bibliotecaria, la lista de libros de una sección determinada que queramos analizar. Esta lista debería incluir como mínimo los siguientes campos:

  • Título
  • Año de publicación
  • Cantidad de préstamos en el último año (podemos ampliar el periodo, pero hemos de tener en cuenta que para que los datos obtenidos sean reales hemos de evitar incluir en la muestra documentos que lleven más tiempo disponibles en la biblioteca que otros).
  • Antigüedad o Edad (Año actual – año de publicación)

correlacion

Una vez tenemos la tabla, debemos insertar en la celda dónde deseemos tener el resultado final, la función “Coeficiente de correlación”. Tanto en Excel de Microsoft como en Calc de Open Office y Libre Office presenta la misma sintaxis:

=COEF.DE.CORREL()

Y dentro del paréntesis las matrices correspondientes a la edad y la cantidad de préstamos. En nuestro caso: D2:D11 y E2:E11, respectivamente.

=COEF.DE.CORREL(D2:D11;E2:E11)

El resultado obtenido es el siguiente:

correlacion
Un coeficiente de correlación negativo indica que para esta sección o disciplina se prefieren los título más nuevos. En cambio, un resultado positivo hubiera indicado que los libros más antiguos son los más utilizados por nuestros usuarios.

Para obtener unos resultados más precisos podríamos sumar al número de préstamos la cantidad de consultas en sala que ha recibido ese documento, si es que nuestro centro dispone de esos datos.

En otra hoja del mismo libro de cálculo podemos mantener una estadística general de todas las secciones de la biblioteca.

Área temática Cantidad de documentos Edad media Media consulta Coeficiente de correlación
Informática 865 9 14 -0.405
Historia 1250 25 14,8 0.63

Los resultados obtenidos nos pueden ayudar a saber en que áreas de nuestra colección realizar una inversión y adquirir nuevos documentos si el coeficiente de correlación entre la edad y el uso así lo indica.