La importancia de los URLs en el posicionamiento

Un URL es la secuencia de caracteres que se utiliza para nombrar un recurso en Internet. En otras palabras, es la dirección que introducimos en el navegador para acceder a una página web en concreto.

La selección del dominio para nuestro sitio web, así como los URL del resto de páginas del sitio pueden llegar a ser determinantes para lograr un buen posicionamiento web. Resultará mucho más fácil posicionar una página web de nuestro sitio para unas palabras clave determinadas, si éstas se incluyen en el URL. Por ejemplo, si escribimos un post en nuestro blog sobre los mejores plugins disponibles para WordPress, será mucho más fácil posicionarlo en los buscadores con un URL como esta:

http://www.blog-de-ejemplo/wordpress/los-mejores-plugins-para-wordpress

que con algo como esto:

http://www.blog-de-ejemplo/category/wordpress/?p=1

Aunque el uso de URLs amigables o semánticas es uno de los aspectos más importantes a la hora de posicionar una página web en buscadores como Google, tampoco conviene excederse en la cantidad de palabras clave utilizadas en el URL.

 

En general, la mayoría de sistemas de gestión de contenidos generan URLs dinámicas que incluyen una serie de caracteres o símbolos extraños, que nada tienen que ver con el contenido de la página y que nos pueden hacer perder posiciones en las páginas de resultados de los buscadores. No obstante, los principales CMS, entre ellos WordPress, permiten configuran la creación de estos URL para que el sistema las genere de manera mucho más amigables.

Configurar los URL en WordPress

Para configurar la forma de presentación de los URL de nuestro blog tenemos que acceder a

Ajustes > Enlaces permanente

Aquí el sistema nos ofrece cinco diferentes estructuras para los URL y un sexto campo “Estructura personalizada” en el que nosotros podemos indicar una estructura propia. Mi recomendación es utilizar esta última opción y escribir en su interior:

/%category%/%postname%/

de manera que todos nuestros post presentarán la siguiente estructura:

http://www.blog-de-ejemplo/nombre-de-la-categoría/título-de-la-entrada

Esta sería la estructura típica de un hilo de Ariadna.

Si modificas la estructura de los enlaces con diversas entradas publicadas en tu sitio, no temas por la integridad de tus contenidos ni la de los enlaces anteriores. Todas las entradas de tu sitio se actualizarán a la nueva estructura y las antiguas continuarán funcionando, sólo que redireccionarán al nuevo URL.

Otros elementos a configurar son las palabras “category” o “tag” que aparecen cuando pulsamos sobre el enlace hacia una categoría determinada, o sobre una etiqueta en la nube de etiquetas, por ejemplo:

http://www.blog-de-ejemplo/category/biblioteconomia

Existen diferentes plugins que nos permiten administrar de manera más avanzada la estructura de los URL de nuestro sitio. Uno de los más utilizados es WordPress SEO by Yoast, con el que podremos eliminar estos elementos, además de conseguir adaptar otros muchos parámetros de nuestro sitio de cara a los buscadores.

 

Otras consideraciones en cuanto a la estructura de las URL

  • Evitar el uso de URLs demasiado largas. Su parte final puede ser ignorada por los buscadores. Por otro lado las estadísticas dicen que los usuarios hacen clic el doble de veces en URLs cortas que en URLs largas.
  • Evitar la inclusión de demasiadas palabras clave en un URL (entre 3 y 5) (ver el primer vídeo de Matt Cutts en esta entrada).
  • Evitar la repetición constante de una misma palabra clave en la mismo URL (los buscadores la podrían considerar como spam).
  • Mejor utilizar guiones altos para separar palabras, o no separarlas, que utilizar guiones bajos. Sino corremos el riesgo a que sólo nos encuentren si nos buscan utilizando guiones bajos en la ecuación de búsqueda. (http://www.mattcutts.com/blog/dashes-vs-underscores/).
  • Utilizar letras minúsculas. A diferencia de los nombres de dominio, en un URL se distinguen mayúsculas y minúsculas, de manera que si utilizamos mayúsculas o nuestro CMS genera URLs con letras mayúsculas, esto puede provocar que a ciertas personas les cueste recordar nuestro URL. En el caso de que tengamos configurado nuestro sitio para que funcione tanto con mayúsculas como con minúsculas, podríamos tener problemas relacionados con el contenido duplicado, sino canonicalizamos correctamente estas páginas.